Category: Las tienen guardaditas


Islas y su "Buzo de Arquero"
Islas y su “Buzo de Arquero”

En el año 1995 se debía jugar la final de la Recopa Sudamericana 1995 en la que se enfrentaban Vélez como campeón de la Libertadores de 1994, e Independiente como campeón de la Supercopa también del 94.

En esa época, al igual que la Copa Intercontinental, la Recopa se disputaba en Japón. Por lo que ambos equipos argentinos debieron viajar hacia el continente asiático. La CONMEBOL decidió que el arbitro también sea argentino, por lo que Francisco “Pancho” Lamolina fue el encargado de impartir justicia.

Todos se deben estar preguntando ¿Qué tiene que ver todo esto con esta sección? Tiene mucho que ver.

Debido al contrato, los equipos que jugaban torneos continentales e intercontinentales no podían tener sponsors en la camiseta. Por lo que las dos delegaciones fueron a Japón con camisetas sin publicidad (Samsung por el lado de Vélez y Ades por el de Independiente).

Pero el que no estaba avisado de esto era Luis Islas, ya que el no usaba los buzos Adidas porque el proporcionaba sus propios diseños (Digámosle marca Islas). Y el fue con su propio buzo con el Ades estampado.

Luisito se entero momentos antes del partido del reglamento. Por lo que los utileros buscaron una remera mangas largas de entrenamiento e improvisaron un “1” para respetar la numeración.

La historia luego es conocida, Independiente ganó 1 a 0 y se quedo con su decimocuarto titulo internacional.

Anuncios
Francia con la Camiseta de Kimberley
Francia con la Camiseta de Kimberley

Francia y Hungría disputaron el último partido del grupo 1 del mundial jugado en Argentina en el año 78. Ambas selecciones ya estaban eliminadas por lo que este partido no tenia tanta importancia como el que se disputaba en el mismo horario en Buenos Aires, entre la selección local ante su par italiano.

 A pesar de que las camisetas eran diferentes (la de Francia es azul y la de Hungría roja), la FIFA ordenó que los húngaros utilicen la casaca alternativa, debido a que no muchos tenían televisión a color, por lo que en blanco y negro no se diferenciarían.

Hungría salió a la cancha con la camiseta blanca, tal como se lo pidió la FIFA. Pero Francia (nadie sabe porqué) también salio al estadio con una camiseta blanca por lo que debía cambiar. Al no tener otro juego de camisetas, pidió camisetas al algún club cercano. Y, rápidamente, el club Kimberley de Mar del Plata proporcionó un juego de camisetas con sus colores tradicionales (Blanca con bastones horizontales verdes) para que los galos pudiesen utilizarlas.

El partido terminó 3 a 1 a favor de los “Marplatenses” y dejo a Hungría en el ultimo lugar. Fuera del resultado, lo que pasó ese día tal vez nunca vuelva a suceder en la historia de los mundiales.