Category: Patadas


Esta vez vamos a hablar de uno de los mayores sustos que tuvieron muchos fanáticos del fútbol, más que nada los argentinos. Vamos a hablar de la patada de Andoni Goikoetxea a Diego Armando Maradona. Esto fue hace ya más de 27 años, pero es siempre memorable. Diego estaba jugando para el Barcelona y “el carnicero” (como lo empezaron a llamar después de este suceso) Goikoetxea jugaba para el Athletic Club de Bilbao.

El partido lo estaba ganando el Barcelona del Diego. Pero en un momento dado, él toma la pelota en la mitad de la cancha, cuando se lo ve venir a Goikoetxea como si fuera una locomotora, y sin pensarlo le aplica un terrible patadón a Diego. Con esta patada, el español Goikoetxea, lesiono a Diego con una rotura del maleolo perineal del tobillo izquierdo, con desviación y arrancamiento del ligamento lateral interno con desgarro. El pobre Maradona no pudo volver al deporte mas lindo del mundo, hasta después de 4 meses. Lo operaron la misma noche del día que recibió la patada.

A Andoni, lo sentenciaron con 18 partidos sin jugar y con 10 más con la apelación posterior. Por suerte fue solo un susto y “pelusa” pudo volver y nos siguió deleitando con su mágica zurda. Al “carnicero” hasta el día de hoy le siguen reprochando lo que hizo. El diario “The Times” de Londres, lo bautizo como “el tipo mas duro”.

Este respondió lavándose las manos, criticando a Figo por una patada que había pegado… Patético para mí gusto.

Anuncios

Horrible, espeluznante, terrorífica, espantosa. Diciendo estos adjetivos parecería que estamos hablando de una película de terror de Alfred Hitchcock, pero no. En esta página hablamos sobre fútbol así que esos adjetivos deben pertenecer a este deporte. Ocurrió en Mar del Plata en el año 1994 en un encuentro que era nada más y nada menos que el clásico de esa ciudad, en el que se enfrentaban Aldosivi contra Alvarado. Los dos protagonistas de esta tragedia eran dos jóvenes no muy conocidos, pero “gracias” a esto, uno de ellos nunca lo pudo ser. Hablamos de Roberto Pizzo, volante de Alvarado. El otro, si muy conocido, fue el campeón del mundo con Italia en el 2006, Mauro Camoranessi.

Era una pelota dividida en mitad de cancha, que estos dos jugadores fueron a buscar pero Camoranessi no encontró la pelota, encontró la rodilla de Pizzo y lo dejo muy dolorido. Entraron todos los suplentes de Alvarado a querer agredir a Mauro. Parecía que había pasado algo muy malo con Pizzo, que fue trasladado muy rápidamente hacia el hospital más cercano.

Todos se preguntaran que le pasó a Roberto Pizzo. El parte medico determino que el jugador de Avarado sufrió las siguientes lesiones: Rotura de ligamentos cruzados anterior, Rotura de ligamentos cruzados posterior, Rotura de ligamentos del lateral externo, Rotura de meniscos internos y externos, Rotura del tendón del bíceps, rotura de varios nervios, hematomas y desgarros y estuvo a punto de lastimarse la arteria femoral. Todo esto solamente en la pierna derecha de Pizzo.

Por todo esto el jugador dañado pidió, a mediados de 2010, una indemnización de 200 mil pesos al ex jugador de Juventus, el cual tuvo que pagar por orden de la justicia. Pero Pizzo nunca más pudo jugar al fútbol.

De Jong a Alonso

Era la final del mundial de Sudáfrica 2010. De esa final saldría un nuevo campeón del mundo ya que se enfrentaban, en el Estadio Soccer City de Johannesburgo, España contra Holanda, La Furia Roja contra la Naranja Mecánica.

El partido no era para nadie. España, fiel a su estilo, se basaba en jugadores de buen pie (Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Xabi Alonso y Sergio Busquets) y hacia lo que mejor sabe hacer: tocar y monopolizar la pelota y presionar en todos los sectores cuando no les pertenecía. Y Holanda también se dedicaba a lo que mejor sabia hacer, salir de contra gracias a la velocidad de sus extremos (Arjen Robben y Dirk Kuyt),  ayudados por el buen enganche y jugador del Inter de Italia, Wesley Sneijder.

España fue el que tuvo mas acciones de peligro en los primeros 25 minutos del encuentro con dos cabezazos del jugador del Real Madrid, Sergio Ramos, y unas jugadas que no fueron muy peligrosas. En cambio, Holanda solo tuvo una sola chance clara en los pies del número 10, Sneijder, pero controlo bien el arquero y capitán español Iker Casillas. Hasta que en el minuto 27 de ese primer tiempo paso lo que nos importa en esta sección. Xavi Hernández traba contra Mark van Bommel. Este balón queda en el aire y es impactado por la cabeza de Xabi Alonso, pero Nigel de Jong no fue en busca de la pelota. Fue, con una patada voladora, al pecho del volante central español dejándolo sin aire y con riesgo de no continuar el encuentro, pero por suerte consiguió seguir. Pero el que tuvo mas suerte fue el jugador holandés que solo fue amonestado.

Krupoviesa a Montenegro

El 26 de marzo de 2006 se jugó una nueva edición del súper clásico del futbol argentino disputado en el estadio Alberto J. Armando, mas conocido como la bombonera. River ganaba 1-0 con un gran gol de Ernesto “el tecla” Farías. Boca Jrs. estaba lanzado al ataque, porque necesitaba empatar el encuentro para no perder el liderazgo del torneo. Por esto Passarella (técnico de River Plate) mando a la cancha a un jugador rápido como lo es Daniel “rolfi” Montenegro.

El conjunto de la rivera estaba muy adelantado, dejando en el fondo demasiados espacios que river buscaba aprovechar. Boca estaba tan jugado, que en una contra del equipo millonario, se quedaría con un jugador menos, cuando a los 34 minutos del segundo tiempo, Roberto “pato” Abbondanzieri le haría una falta en la mitad de la cancha a Marcelo “muñeco” Gallardo, quien le había ganado la posición y se dirigía hacia el arco, el cual estaba vacio, para liquidar la historia.

Minutos mas tarde y tras una muy peligrosa contra del conjunto de Núñez, con pelota dominada por Daniel “rolfi” Montenegro, el tucumano Juan Ariel Krupoviesa, jugador de boca Jrs., le hizo una fuerte entrada en la rodilla derecha, dejando al jugador de River Plate, muy dolorido y con dudas de poder continuar jugando el partido. Lo peor de todo esto, se lo llevo el hombre que aplico la patada, porque fue expulsado del juego, inmediatamente, dejando a su equipo con otro jugador menos. A pesar de todo, el partido termino con el resultado de 1-1.